Vietnam en 3 semanas

HO CHI MINH – DA NANG – HOI AN – HUE – HANOI – LAO CAI – SAPA – HALONG – MEKONG DELTA


Día 1: ZARAGOZA – HO CHI MINH


La madrugada del día 11 de septiembre emprendemos nuestro viaje a Vietnam. Caminamos 3 km. hasta la Estación Delicias de Zaragoza, para tomar un autobús nocturno (4h. de trayecto) que nos lleva hasta el aeropuerto de Madrid “Barajas”. Una vez allí despegamos con la compañía Air France e hicimos una escala en el aeropuerto de París para embarcar en el avión definitivo que nos llevaría hasta Ho Chi Minh (13h. de vuelo).

Ho Chi Minh es la ciudad más grande de Vietnam, siendo esta la capital económica e industrial del país. En sus 2.095 km2 acoge a unos 13 millones de habitantes. Su mezcla entre lo cosmopolita, colonial y exótico la convierten en una ciudad única.

Una vez en el aeropuerto de Ho Chi Minh cambiamos una pequeña cantidad de dinero y tomamos el autobús público -Opción increíblemente económica (0,30 céntimos) y más auténtica que un taxi – que nos llevó hasta el centro neurálgico de la ciudad -Distrito 1-. Allí encontramos alojamiento (7 euros x noche, 2 personas) y pasamos una noche.

Día 2: HO CHI MINH


Después de comer y visitar algunos puntos de interés, cogimos otro autobús público para volver al aeropuerto de Ho Chi Minh y volar hasta la ciudad costera de Da Nang (1 h. de vuelo aprox.)

Da Nang es la tercera ciudad de Vietnam (1.100.000 habitantes) y uno de los mayores ejes portuarios y aeroportuarios del país. Este destino se ha convertido en una ciudad de paso para llegar hasta Hoi An y en un destino de verano para los propios vietnamitas.

Llegamos de madrugada y caminamos desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad (4 km aprox.). Allí buscamos alojamiento (10 Euros, 2 personas) para pasar una noche. Al ser tan tarde todos los restaurantes habían cerrado ¿Nuestra cena? Un paquete de frutos secos que habíamos traído desde España y cerveza, mucha cerveza, acompañada de gente muy maja.

*NOTA: Compramos el billete de avión en Vietnam desde nuestro propio móvil, ya que la conexión a Internet en este país es muy buena. Volamos con una compañía interna de bajo coste llamada Viet Jet: www.VietJetAir.com, la que usan los vietnamitas para volar. El precio por billete fue de 40 euros. Si compras con antelación en esta compañía los billetes pueden ser más baratos.

Día 3: DA NAG – HOI AN


Al amanecer (4:30 a.m.) aun no habíamos dormido nada. Caminamos por el paseo marítimo de la ciudad, viendo la salida del sol y a los habitantes de Da Nang haciendo ejercicio, footing, yoga, estiramientos o tai chi en la playa -Muy recomendable de ver-. Esa misma mañana, después de desayunar spaghettis a la boloñesa, como recompensa por esa “no cena” de la noche anterior, tomamos el “Bus amarillo” (1 EURO) para llegar hasta Hoi An.

El nombre Hoi An significa “Unión con la vida y la paz”. Esta ciudad de 81.000 habitantes ha sido declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, es realmente un lugar mágico. Sus callejuelas integran 850 edificios históricos (pagodas, templos, comercios, palacios residenciales, etc.) de estilo colonial y cantonés. El río Thu Bon atraviesa algunas de las calles de la ciudad y por la noche el lugar queda iluminado con miles de farolillos de colores, un espectáculo inolvidable.

Viendo la maravilla de lugar en el que nos encontrábamos, buscamos alojamiento para pasar allí 2 noches (8 euros x noche aprox., 2 personas) y disfrutar de todas las posibilidades que la ciudad nos brindaba.

*NOTA: El “Bus amarillo” suele ser poco frecuentado por turistas y por ello el precio es muy barato. Cuando vean que eres extranjero intentarán cobrarte más por el billete. No dudes en reclamar el precio original (40 k) aunque este regateo pueda durar todo el trayecto (1 h. y poco para cubrir 30 km). Si nosotros lo conseguimos tú también puedes.

Día 4: HOI AN


Pasamos el día descubriendo Hoi An. El sitio está lleno de tiendas de abalorios, sastrerías, museos, restaurantes, Pagodas y templos que puedes visitar. Además, si te sobra tiempo puedes bajar a disfrutar de la playa o dar un paseo en barca por el río Thu Bon (2 Euros X 2 personas).

*TE RECOMENDAMOS: Alquila una bicicleta (1-3 Euros al día) en una tienda de alquiler de bicis. En algunos hoteles, como fue nuestro caso, la bicicleta está incluida en el precio del alojamiento. Pedalear por las calle de Hoi An puede ser una experiencia única.

*NOTA: Si buscas una escena de la vida cotidiana sin presencia de turistas, madruga un poco (4,30 a.m.) para ver como los habitantes de Hoi An montan sus mercados o hacen ejercicio y yoga en la ribera del río.

Día 5: HOI AN – HUE


A las 7 a.m. tomamos un autobús (2 euros x persona) -facilitado por el hotel- para llegar hasta la ciudad imperial de Hue (3h. de trayecto), declarada en 1993 Patrimonio Cultural de la Humanidad. Esta localidad de 287.000 habitantes está situada a 12 km. del mar y a orillas del Río de los Perfumes (muchos son los poetas vietnamitas que escriben y cantan a este río). Hue deriva del termino Hoa que significa “Paz”.

Una vez allí, buscamos alojamiento para pasar 2 noches (6 euros x noche, 2 personas).

Día 6: HUE


Descubriendo Hue. Visitamos la Ciudadela, el recinto Imperial con sus jardines, pateamos las calles y vimos llover mucho.

Día 7: HUE – HANOI


Después de comer, tomamos un autobús (7,5 euros x persona) para trasladarnos hasta la capital del país: Hanoi. (18 horas de viaje).

Hanoi, más que cualquier otra ciudad vietnamita, es una mezcla entre lo antiguo y lo nuevo ya que en 2010 se convirtió en una ciudad milenaria. La localidad tiene una superficie de 3.345 km2, y ella acoge a unos 7,067 millones de personas. El lugar está lleno de puntos de interés. No dejes de visitar las “Las 36 calles” divididas por gremios (papel, incienso, sandalias, abanicos…), el lago Hoan Kiem, la Ópera, el puente Té Huc o el templo Ngoc Son. Aunque en realidad, nosotros no podemos recomendarte mucho sobre la capital, ya que pasamos allí 2 noches (13 euros x noche, 2 personas) prácticamente encerrados en el hotel fruto de una fuerte gastroenteritis.

*NOTA IMPORTANTE: Las comunicaciones en Vietnam no son buenas y esto hace que los desplazamientos para cubrir unos pocos kilómetros sean muy lentos. Además, suele ser común que en la ventanilla de compra de billetes o en el hotel mientan sobre la duración del trayecto. El viaje entre Hue – Hanoi duró 18h., cuando nos habían dicho que duraría unas 10. A diferencia de las comunicaciones, Internet está omnipresente en todo país. Así que si dependes del tiempo, comprueba con Google Maps la distancia del trayecto y calcula tu mismo los tiempos.

Día 8: HANOI


Del baño a la cama, de la cama al baño y un poquito de paseo por la ciudad.

Día 9: HANOI – LAO CAI


Después de comer en Hanoi nos dirigimos a la estación de trenes Ga Ha Noi y decidimos comprar unos billetes de tren nocturno (30 euros x persona aprox.) para llegar hasta Lao Cai (8 horas de trayecto). Lao Cai es un pueblo intermediario para llegar hasta las montañas de Sapa.

En Vietnam existen unas 16 compañías de trenes. Nosotros nos decantamos por la compañía Livitrans Train, la compañía nacional de trenes de Vietnam, la usada por los ciudadanos vietnamitas y por ello la opción más barata. Los billetes se dividen en tres clases: 3ª clase de asientos duros, 2ª clase de asientos blandos y 3º clase con literas. Si quieres vivir una experiencia autentica viaja en 3ª clase, ya que es así como viajan los vietnamitas -aunque dicen que solo ellos son capaces de hacerlo-. En nuestro caso, dado que estábamos enfermos decidimos invertir un poco más en los billetes y viajar en 3ª clase, para poder dormir en las literas.

*NOTA: Como en la mayoría de transportes, el aire acondicionado es excesivamente fuerte. Lleva ropa de abrigo para este tipo de trayectos (pañuelo, sudadera o polar, calcetines). Si viajas en tercera clase te proporcionarán una manta con la que poder abrigarte y en ocasiones un botellín de agua.

Día 10: LAO CAI – SAPA


Llegamos a Lao Cai a primera hora de la mañana.
Lao Cai es un puesto fronterizo de 35.000 habitantes. Y es una de esas “ciudades anónimas” de Vietnam. La mayoría de turistas solo ponen sus pies en la estación para tomar un autobús que los lleve hasta Sapa. Y nosotros en este caso hicimos lo mismo.

En la estación de tren encontramos una furgoneta que nos llevaba hasta allí por unos 3 Euros. El recorrido Lao Cai – Sapa fue de 1h. Aproximadamente.

Finalmente llegamos a Sapa.
Este lugar es un pueblo de 36.000 habitantes situado a una altitud de aproximadamente 2.000 metros y rodeado por los montes Hoang Lien y los Alpes de Tonkín. En algunas zonas del lugar se aprecia el estilo colonial instaurado por los franceses, que atraídos por la belleza del paisaje, instalaron en los años 20 una estación de montaña. Igualmente también se encuentra una pequeña iglesia en la plaza central.

Aunque las opiniones sobre este lugar son variadas, ya que algunos se muestran maravillados por Sapa y otros hablan de ella como una ciudad turística, en nuestro caso opinamos que este fue uno de los mejores lugares que visitamos. Seguramente fue por la necesidad que teníamos de salir de la masificación existente en las grandes metrópolis.

Al llegar buscamos alojamiento (8 euros x noche, 2 personas) y decidimos pasar 3 noches. La habitación era estupenda, económica, limpia y con unas vistas inmejorables a los arrozales y las cadenas montañosas.

*NOTA IMPORTANTE.: No es necesario pagar una habitación de lujo para tener buenas vistas al paisaje. De hecho, en muchas ocasiones, los buenos hoteles de la zona carecen de esas vistas.

Día 11 y 12: SAPA


Descubriendo Sapa.
Aunque Sapa parece un pueblo pequeño brinda la posibilidad de realizar muchas actividades.

El primer día nos animamos con una excursión de treking libre para visitar algunos de los poblados de la región, como Cat Cat (3 km.), y recorrer el sendero que nos condujo hasta That Bac, “La cascada de plata” (5 km de treking). Para nosotros mereció mucho la pena, el camino es precioso y tranquilo. El precio del treking fue de unos 3 euros por cabeza.

El segundo día tuvimos la oportunidad de realizar una ruta alternativa (14 km. ida) a los paquetes turísticos gracias a Su, una autóctona de la zona que nos llevó a su casa, nos presentó a sus hijos y nos enseñó las escuelas de los Hmongs, un pueblo de minoría étnica de Vietnam. La ruta alternativa con Su fue de unos 10 euros para dos personas. Volvimos en dos motos taxi. Una experiencia que no puedes perderte en Vietnam, por el precio de menos de 1 euro por cabeza.

*NOTA IMPORTANTE: Los hoteles ofertan paquetes turísticos para visitar algunos de los pueblos por precios desorbitados (35 – 50 Euros). La opción de contactar con alguien de la zona y hacer un treking independiente es mucho más económica (10 Euros) y a nuestro parecer, mucho más completa y auténtica.

El tercer día lo invertimos en algunas compras en el mercado y disfrutar de la gastronomía. Fue un día de relax. -Nosotros no tenemos muchos de esos cuando viajamos-.

Día 13: SAPA – LAO CAI – HANOI


Después de comer deshicimos el camino con la misma furgoneta hasta Lao Cai y allí tomamos el mismo tren nocturno para volver a Hanoi.

*NOTA IMPORTANTE: Nos costó tiempo entender el orden en aquel aparente desorden de país, pero lo cierto es que existe. Y aunque al principio parece que nada saldrá bien con ese modelo de organización, la verdad es que después todo funciona. Por eso NO TE EXTRAÑES si al bajar del autobús aparece un vietnamita y te pide tus billetes para el siguiente transporte. Seguramente tardará una hora en regresar pero lo hará con tus tickets listos para el siguiente transbordo.

Día 14: HANOI – HAI PHONG – CAT BA


Llegamos temprano a Hanoi (4:50 a.m.). Llovía a cántaros así que finalmente caímos en la trampa y montamos en taxi. Resultó ser un timo, el cuenta kilómetros estaba trucado y el taxista nos cobró lo que le dio la gana (8 euros). Enfadados bajamos de allí para comprar nuestro billete de autobús rumbo a Hai Phong (3 euros).

Esta es una ciudad de aire Marsellés donde viven 1.667.000 habitantes. Hai Phong es uno de los puertos y focos industriales más importantes de Vietnam, pero en realidad, este lugar se considera una simple etapa en el camino para llegar hasta La Bahía de Halong o la isla de Cat Ba -Lugar al que pretendíamos llegar-.

Una vez en Hai Phong tuvimos que esperar 2h. al siguiente bus (incluido en el precio) que nos llevaría hasta el puerto para tomar allí una lancha (también incluida en el precio) que nos llevaría hasta la isla de Cat Ba.

Al llegar a Cat Ba tomamos un tercer autobús (también incluido en el precio) con el que cruzamos mitad de isla para llegar hasta la ciudad. El trayecto en autobús fue increíble, la vegetación y los paisajes eran preciosos y hacían recordar a una isla similar a Jurassic Park.

Una vez allí buscamos alojamiento consiguiendo un hotel a pie de playa (4, 80 Euros x noche, 2 personas), donde pasamos 3 noches.

Día 15 y 16: CAT BA


Descubriendo Cat Ba.
La isla de Cat Ba es la más grande de la Bahía de Halong (354 km2) y en ella viven 7.000 habitantes. En la antigüedad este fue el antiguo refugio de piratas y del propio Ho Chi Minh, ya que aquí se encuentra el búnker en el que se escondió durante la guerra -merece la pena visitarlo-. Entre otras cosas podrás hacer treking, bañarte en la playa, snorkel, kayak, cruceros por la bahía e infinidad de actividades de aventura. Igualmente el ambiente nocturno es animado y si te gusta la cerveza podrás disfrutar la happy hour con vistas al mar.

Nosotros nos quedamos con el treking libre por la isla y especialmente con el alquiler de una moto durante un día (4-5 euros). La experiencia fue inolvidable.

*NOTA IMPORTANTE: Hacer un crucero por cuenta propia en la Bahía para ver algunas de las cuevas e islas es complicado. Especialmente debido a las malas condiciones de las barcas particulares y los precios. Muy a nuestro pesar este fue el único paquete que contratamos por agencia. Aunque merece la pena hacer el crucero por bahía de Halong, no fue una de las experiencias que más nos han marcado del viaje ya que nos pareció muy turístico. Pero insistimos, hay que hacerlo.

Día 17: CAT BA – HANOI – HO CHI MINH


Después del desayuno emprendimos de nuevo rumbo a Hanoi deshaciendo el camino que hicimos en la ida. Una vez llegados a Hanoi, comemos allí, pasamos parte de la tarde y cogemos un autobús público (0,35 céntimos de euro) para ir hasta el aeropuerto de Hanoi. El trayecto en autobús público fue de más de dos horas ya que el aeropuerto era la última parada. Nosotros viajábamos sin prisa y está opción, en lugar del taxi, nos hizo ahorrar unos 20 euros.

La duración del trayecto Hanoi – Ho Chi Minh en avión es de unas 2h.
Llegamos a Ho Chi Minh de madrugada y compartimos taxi con otros dos extranjeros, esta vez acordando previamente el precio con el conductor. El taxi nos llevó hasta el distrito 1, donde nos hospedamos en el mismo hotel que la primera vez. (7 euros x noche, 2 personas).

Día 18: HO CHI MINH


Descubriendo la ciudad de Ho Chi Minh.

*NOTA: Si te gusta la buena música, no dejes de visitar la sala Sax n Art Jazz Club de Ho Chi Minh. Allí toca Tran Manh Tuan, considerado el mejor saxofonista de Vietnam. Su música es espectacular, combinando jazz con estilo oriental. El espectáculo merece mucho la pena. Música en vivo, buenos músicos, vocalistas y mientras tanto Tran Manh Tuan tocando dos saxofones al mismo tiempo.

Día 19: HO CHI MINH – DELTA DEL MEKONG


Después del desayuno fuimos a la estación de autobuses Mien Tay y allí tomamos un autobús por el precio de unos 3 euros para bajar hacía el sur y ver el que sería nuestro último destino: El Delta del Mekong. La duración del trayecto entre Ho Chi Minh – Delta del Mekong fue de unas 3 horas y media.

Comimos durante el trayecto en una estación de servicio y llegamos al pueblo de Can Tho al atardecer. Finalmente encontramos alojamiento en un hotel muy limpio con una señora encantadora por el precio de 4 euros x noche, 2 personas. El hotel más barato de todo el viaje. Eso si, con la condición de dormir en una habitación sin baño y ventanas.

Día 20: DELTA DEL MEKONG


Acordamos con una autóctona de la zona una ruta no turística por el Delta del Mekong para ver los mercados flotantes (Euros). En un primer momento nos pareció una idea atractiva porque nos proponía visitar lugares más auténticos que no se encuentran en los paquetes turísticos y además es mucho más económico. Durante la experiencia nos dimos cuenta de que no nos habíamos equivocado ya que en algunas ocasiones nos cruzamos con varios barcos llenos de turistas con chalecos salvavidas y mil medidas de precaución que nos les permitían interactuar con los vendedores de los mercados flotantes. Nosotros preferimos comprar fruta, y regatear de una barcaza a otra mientras nos dábamos un festín.

Día 21: DELTA DEL MEKONG – HO CHI MINH


Después del desayuno tomamos un autobús de vuelta a Ho Chi Minh. Pasamos la última noche en la ciudad donde empezó toda esta aventura, disfrutando del ambiente nocturno, la happy hour y los puestos de comida callejera.

Día 22: HO CHI MINH – PARÍS – MADRID – ZARAGOZA


Al amanecer, tomamos un autobús público (0,30 céntimos de euro) para ir hasta el aeropuerto de Ho Chi Minh. Donde volamos rumbo a España.

2 pensamientos en “Vietnam en 3 semanas”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.