Turquía en 10 días

ESTAMBUL – KAYSERI – ÜRGÜP – GÖREME – NEVSEHIR – KAYMAKLI – DERINKUYU


Día 1: MADRID – ESTAMBUL


El día 30 de Diciembre comenzó nuestra breve pero intensa aventura en Turquía. Volamos desde Madrid hasta el aeropuerto de Estambul.

Estambul es la ciudad más grande de Turquía, tiene una superficie de 5.343 km2 y en ella viven 14,38 millones de habitantes. La ciudad es uno de los destinos más visitados en todo el mundo cada año por millones de turistas. Estambul ha sido capital de tres imperios distintos: romano, bizantino y otomano. Este hecho queda reflejado en esta ciudad de fuertes y diferentes contrastes, estilos y corrientes. La ciudad queda dividida en dos partes: la Europea y la Asiática, separadas por el Estrecho del Bósforo. Igualmente en ella confluyen dos mares: El mar Negro y el Mar Mármara. Y en ella viven también dos mundos: El tradicional y el moderno.

Una vez allí, utilizamos el metro ligero (1,31 Euros), que se encuentra en el mismo aeropuerto, para llegar hasta el centro de la ciudad. Desde ese punto, hicimos un transbordo y subimos al tranvía hasta el Bósforo. Cruzamos el estrecho con un tren subterráneo para cruzar a la parte asiática de la ciudad. Allí se encontraba nuestro alojamiento. Esta vez probamos con el Couchsurfing. Nosotros solamente podemos decir cosas buenas de nuestra experiencia couchsurfing, ya que la anfitriona resultó ser PERFECTA para nosotros. Si estás interesado entra en: www.couchsurfing.com

Quedamos con Ece, nuestra anfitriona, en una cafetería a la orilla del Bósforo. Después de ver su casa fuimos los tres a cenar. Lo bueno de tener un guía autóctono, es que te lleva a lugares auténticos, frecuentados solo por turcos y eso te da la posibilidad de conocer mejor el país y las personas que viven en él. Allí comimos por primera vez Pide, una especie de pizza con forma ovalada (de carne, vegetales, queso…). y bebimos Ayran, una bebida turca que mezcla agua con yogur. Tiene un sabor muy particular. Para terminar el día, Ece nos presentó a su amiga y terminamos los cuatro en su casa charlando hasta las tantas de la mañana, intercambiando información y cultura musical.

Día 2 y 3: ESTAMBUL


A la mañana siguiente Ece nos llevó a desayunar a un lugar genial cerca de su casa. Nos quedamos impresionados con el Sr. Desayuno que nos sirvieron: Cinco tipos de pan diferente recién hecho, variedad de quesos, mermeladas, olivas, mantequilla, Té, café, zumo, tortilla, yogur huevos y fruta. INCREÍBLE. Al ser un lugar para Turcos el desayuno tenía un precio muy económico, 4,50 Euros x persona.
Caminamos hasta el puerto para coger un Ferry en el muelle de Kadiköy para cruzar a la parte Europea de la ciudad. La maravillosa Ece, nos prestó su tarjeta de transporte y viajamos a precio de ciudadano turco. Los precios del ferry dependen del trayecto pero el precio suele ser de 0,55 céntimos de Euro.
Fue muy difícil hacer turismo ya que durante todo el día no paró de llover y nevar con mucha intensidad. Vimos La Mezquita Nueva y visitamos el Bazar Egipcio, también conocido como Bazar de las Especias, el barrio de Galata donde comimos, vimos la Torre y el puente de Galata y paseamos por sus callejuelas llenas de tiendas de música y arte. La Iglesia de San Pedro y San Pablo y la mezquita de Süleymaniye.
Cruzamos con el Ferry a la parte asiática y nos pusimos a buscar un restaurante para celebrar el Fin de año. Tras mucho tiempo de búsqueda y desesperados por la lluvia incesante y los precios exagerados, entramos en un restaurante donde solo había Turcos celebrando. La experiencia fue buena pero la calidad/precio horrible. Nos gastamos entre los 90 Euros por cenar puré, humus y carne guisada. Maldito el momento en el que no decidimos comernos un Kebab con cerveza en cualquier puesto callejero para celebrar el año como a nosotros nos gusta. Pero de los errores se aprende y las risas -por no llorar- estuvieron garantizadas.

A la mañana siguiente conocimos a la madre de Ece y a su novio. Nos prepararon un desayuno casero típico turco y charlamos bastante rato. Fuera no dejaba de llover. Al ver que no cesaba decidimos seguir haciendo turismo con la lluvia y ver el barrio de Sultanahmet y el Gran Bazar.

*NOTA: Muchas lineas de ferry terminan a las 21:00h. Infórmate bien, ya que si tienes que cruzar a una de las dos partes, podrías quedarte sin medio de transporte.

Día 4: ESTAMBUL – KAYSERY – ÜGRÜP – GÖREME


Antes del amanecer salimos hacia el aeropuerto de Sabiha Gökcen (Estambul). Por desgracia, este aeropuerto no está bien situado y se encuentra a 50 kilómetros de distancia. Pero Ece y su madre volvieron a actuar con esa generosidad y hospitalidad que nos dejó sorprendidos en todo momento y nos proporcionaron un coche privado para venir a recogernos y llevarnos hasta el aeropuerto. Realizar este tipo de trayecto en transporte privado puede salir por 40 Euros, nos hicieron un gran favor.

Desde el aeropuerto de Sabiha Gökcen volamos hasta Kaisery para ver la Capadocia. (22, 50 Euros vuelo).
La Capadocia es una región de Turquía situada en la Anatolia central, surgida en la era del bronce, hace más de 4.000 años, con los hititas. Igualmente, formó parte del Imperio Romano. Su paisaje particular lleno de formaciones rocosas hace que parezca un paisaje lunar.

En Kaisery empezó el que sería un trayecto caótico con extraños transbordos de autobús (0,66 Euros), donde los billetes se compraban en tiendas de alimentación rústica que nada tenían que ver con un puesto de tickets. Después de varias horas conseguimos encontrar un autobús que nos llevara de Kaisery a Ügrüp (2,63 Euros).

En Ügrüp repusimos fuerzas con un delicioso Kebab (3,29 Euros) que dejaba en muy mal puesto a los que se comen en España. y con la ayuda del wiffi buscamos un lugar donde dormir. Pronto encontramos una oferta increíble en uno de esos famosos Hotel Cueva, en Göreme. (47, 25 Euros x 3 noches, 2 personas).
Un autobús público (0, 99 Euros), nos llevó de Ügrüp a Göreme en un trayecto que duró unos 15 min.

*NOTA: La experiencia de alojarse en un hotel cueva es muy recomendable, existen variedad de hoteles y todo tipo de ofertas ¡Anímate!

Día 5: GÖREME


Göreme es un pequeño pueblo rural que se sitúa en el corazón de la Capadocia. Los asentamientos en la zona comenzaron en el siglo III y IX y en la actualidad todavía quedan restos de edificios excavados en las rocas. Es un buen lugar donde alojarse durante tu estancia en Capadocia por la belleza del lugar y la gran cantidad de cosas que ver en él y en sus alrededores.

En Göreme puedes ver bastantes cosas y hacer algún treking entre las formaciones cársticas. No te pierdas el Parque Nacional de Göreme, también conocido como el Museo al aire libre (6 Euros), y la Iglesia (3, 29 Euros) que hay al lado. Aunque todo está enfocado muy turístico, es un lugar interesante.
Gastronómicamente destacamos el Potery Kebab (6-8 Euros, si los buscas baratos), un recipiente de barro donde se guisa carne, patatas y verduras acompañado en ocasiones de una ensalada. Borja quedó enamorado de él, y en épocas de invierno sienta muy bien.

*NOTA: 2 días son suficientes para disfrutar de Göreme y sus alrededores.

Día 6: GÖREME – NEVSEHIR – KAYMAKLI – DERINKUYU – GÖREME


Göreme es un lugar, que cada vez más está invirtiendo en turismo. Por este motivo, aunque sea pequeño tiene de todo (Tiendas de alimentación, infinidad de bares y restaurantes, oficinas de turismo, actividades de aventura, wiffi, etc.).

El último día en Göreme estaba reservado para nuestra esperada ASCENSIÓN EN GLOBO. Una actividad de aventura que resulta cara pero que merece la pena pagar. Nosotros estábamos absolutamente dispuestos. Entramos a Internet para estudiar cual podría ser una compañía segura y apostamos por Anatolian Baloons. Fuimos a la agencia donde regateamos hasta conseguir bajar los precios (100 Euros x cabeza). Madrugamos a las 4 a.m. y vinieron a recogernos en la furgoneta de la empresa para llevarnos a desayunar unas pastas antes de la ascensión. Allí conocimos a dos argentinos muy “majetes”. Y cuando todo apuntaba para ser uno de los mejores días del viaje ¡NOS CANCELAN EL VUELO EN GLOBO! Tuvimos mala suerte con el tiempo en el este viaje, que le vamos a hacer.

Pero positivos, como la mayoría de las veces, buscamos alternativas y alquilamos un coche (29,50 Euros. El coche más económico) para recorrer la región de la Capadocia por cuenta propia. Visitamos Kaymakli para ver la ciudad subterránea más grande la región (6 Euros). Allí comimos en un lugar autentico, donde una señora en su casa nos preparó una especie de Crepe con queso deliciosa 0,99 Euros). Después fuimos a Derinkuyu donde se encuentra la ciudad subterránea más profunda de la región (6 Euros) y para finalizar la ruta vimos Nevsehir, subiendo hasta lo alto del Castillo Romano (2 Euros / 0,99 Euros estudiantes) para ver el atardecer.

Antes de devolver el coche, llegados a Göreme compramos unas cuantas cervezas y algo de picar. Subimos a lo alto del mirador y allí pasamos las horas disfrutando la panorámica. Como no podía ser de otra manera, cenamos otro Potery Kebab para despedirnos en condiciones del lugar.

Día 7: GÖREME – KAYSERY – ESTAMBUL


Llegamos hasta Kaisery en la furgoneta-taxi (18 Euros) que nos proporcionó el hotel donde nos alojábamos. Desde el aeropuerto de Kaisery tomamos el avión de vuelta rumbo Estambul (22, 50 Euros). Al pisar el suelo de la ciudad, la suerte por fin nos sonrió y pudimos ver el sol.
Esa noche dormiríamos de nuevo en casa de Ece pero antes teníamos que aprovechar el buen tiempo para hacer turismo. Visitamos la Mezquita azul (Gratis), el Museo Arqueológico (5 Euros) y vimos el Pabellón de azulejos, el hipódromo Romano y la plaza Sultanahmet.
Probamos muchos puestos callejeros de bocadillos (0,99 Euros) y kebabs (1,64 Euros) . Pero uno de los grandes descubrimientos fue una pastelería increíble llamada Hafiz Mustafa 1864 en el barrio de Sultanahmet, al lado de La Mezquita Azul y Santa Sofía. Aquí os dejamos el enlace: http://www.hafizmustafa.com/.

UNO DE LOS MEJORES MOMENTOS DEL VIAJE fue sin duda al atardecer, cuando regresamos al barrio asiático y nos pusimos manos a la obra con el fin de encontrar los ingredientes necesarios para preparar una CENA ESPAÑOLA en casa de nuestra Anfitriona.
Después de la indecible hospitalidad, nos parecía una buena manera de acabar. La experiencia de comprar en el mercado fue genial (33 Euros), nos sentíamos parte de la ciudad y la cena fue un éxito. Nunca podremos olvidar que la primera tortilla de patata que hicimos fue en Estambul ¡Y ENCIMA ESTABA RIQUÍSIMA! (La suerte del principiante).

*NOTA: Desde ese día Ece desayuna pan tumaca con aceite. Nos sentimos muy orgullosos de haber influido en su decisión.

Día 8: ESTAMBUL


Ece nos volvió a preparar el desayuno. El maravilloso desayuno turco de todas las mañanas combinado con restos de cena española. Esa mañana fue de abrazos, besos, fotos y despedidas. Nunca olvidaremos como Ece lanzó ese vaso de agua por el balcón mientras nos decía adiós, “Da buena suerte para vosotros” nos explicó.

Cruzamos de nuevo el estrecho para dirigirnos al barrio de Sultanahmet, lugar donde se encontraba el hostal donde nos alojaríamos la última noche (Euros). Después visitamos la maravillosa Santa Sofía (10 Euros) y el Obelisco Egipcio. Para cuando salimos de allí el Palacio Topkapi ya había cerrado. Decidimos tomar un aperitivo (12 Euros) en un lugar muy bohemio lleno de lámparas en el techo justo en al lado de la Comisaría de Policía de Sultanahmet. Íbamos a quedarnos allí a comer pero nos esperaba algo mejor, probar los famosos baños turcos.
Nos decidimos por el Hamam de Suleymaniye, ubicado muy cerca de la mezquita con el mismo nombre. Este Hamam es uno de los baños turcos más antiguos de Estambul, abierto desde hace más de 450 años y es el único que permite el baño mixto (Hombres y mujeres) en la ciudad (37 Euros x persona).

Al salir de allí como nuevos, probamos la Narguile (Shisha), en un bar auténtico del barrio donde solo había Turcos. Pasamos las horas fumando cachimba y bebiendo Té (4 Tés + Cachimba = 9 Euros). Al llegar a la calle donde se encuentra nuestro hostal, nos damos cuenta de que está cortada con varios furgones de policía. Se ha producido un atentado terrorista ¡Justo en la comisaría de Policía de Sultanahmet! El lugar en el que habíamos estado hace escasas horas. Esa noche nevó mucho.

*NOTA: Visitar un baño Turco es una experiencia inolvidable y diferente. El Hamam de Suleymaniye tuvo una calidad – precio muy buena. Lo recomendamos. Sobre todo para familias y parejas. www.suleymaniyehamami.com

Día 9: ESTAMBUL – MADRID – ZARAGOZA


Aquella noche costó dormir un poco, impresionaba estar tan cerca de algo así. Pero había que cambiar el chip y continuar con nuestro viaje.
Nos levantamos temprano y desayunamos en la pastelería de la que nos habíamos enamorado. Después visitamos el Palacio Topkapi (10 Euros). y fotografiamos la Mezquita Azul -Esta vez blanca con toda esa nieve – y a Santa Sofía. Compramos algunos regalitos y emprendimos rumbo al aeropuerto Ataturk (Estambul). Llegamos tomando el tranvía y hacía transbordo en el metro ligero, tal y como lo hicimos el primer día. Desde allí volamos hasta España.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.