Escapada a Bélgica

 BRUSELAS – GANTE – BRUJAS


Día 1: GANTE


Volamos desde Barcelona hasta el aeropuerto de Bruselas. Una vez allí caminamos hasta la estación de trenes (muy cercana al aeropuerto) para tomar un tren Bruselas – Gante (12 Euros x persona) con una duración del trayecto de unos 45 min. (También tienes rutas organizadas que te llevan hasta el lugar, pero si te gusta ir por tu cuenta, el tren es la mejor opción y si eres estudiante, sale “económico”).

Una vez en Gante nos dispusimos a buscar la dirección donde íbamos a alojarnos. Al tratarse de Europa, el funcionamiento del país es distinto y por ello buscamos alojamiento previo en www.airbnb.es, una página donde personas te dejan dormir en su casa por precios más reducidos. Esta era nuestra primera experiencia airbnb y la verdad que nos gustó mucho.

Gante fue fundada en el siglo IX por Balduino I de Flandes “Brazo de hierro” que levantó el famoso Castillo Gravensteen (El cual está abierto al público) para proteger las abadías de las invasiones vikingas. La ciudad tiene una superficie de unos 156,2 km2 y una población de 250.000 habitantes. Esta posee una universidad que potencia la presencia de gente joven en la localidad. 45.000 de sus habitantes son estudiantes y esto convierte a Gante en una de las ciudades más animadas de Europa.

Desde el primer momento que salimos a pasear por las calles de Gante nos dimos cuenta de que estábamos en un lugar especial. Allí te transportas de inmediato a unos siglos atrás, como si estuvieras en un cuento medieval. Pasea por las calles del centro urbano medieval y disfruta del ambiente. Prueba las cervezas y las patatas fritas (Los precios son elevados, pero existen tiendas de alimentación donde puedes comprar las mismas cervezas por menos de la mitad de precio que en los bares y restaurantes). Y por la noche, disfruta del ambiente universitario y el jazz.

Día 2: BRUJAS


A la mañana siguiente, caminamos hasta la misma estación de trenes y compramos dos billetes Gante – Brujas (6 Euros x persona) El trayecto duró menos de 25 min . La verdad es que la comunicación ferroviaria es clara y eficiente.

Brujas es una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo, declara por la UNESCO en el 2000 Patrimonio de la Humanidad. Esta ciudad llena de canales y con un importante centro histórico medieval, ha sido comparada con la bella Venecia en numerosas ocasiones. Brujas es la ciudad de Bélgica que más turismo recibe durante todo el año (3 millones de viajeros).

La verdad es que si vas a Bélgica, no puedes perdértela (Aunque para ser sinceros, el ambiente nos gustó más en Gante). La ciudad está llena de elegantes pastelerías donde el chocolate, los bombones y los Gofres están deliciosos. Igualmente sirven mejillonesespectaculares en todos los restaurantes. Eso sí, a precios desorbitados (22 – 45 Euros). Teniendo en cuenta lo que cuesta aquí un kilo de Mejillones uno se lo piensa mucho, pero la verdad es que sería un pecado ir a Bélgica y no probar los mejillones Belgas.

*NOTA: Aunque la ciudad sea muy bonita, lo cierto es que también es muy pequeña y necesitas menos de un día para verla. Los precios de hospedaje son más caros que en otras localidades cercanas. Así que te aconsejamos pasar el día pero volver a pasar la noche allí donde te alojes.

Día 3: BRUSELAS


El tercer día tomamos un tren Gante – Bruselas (12 Euros) el trayecto duró unos 45 min. Y desde allí caminamos buscando la siguiente dirección en la que íbamos a hospedarnos. De nuevo la dirección la encontramos en www.airbnb.es. Esta vez aun tuvimos más suerte ya que nuestras anfitrionas resultaron ser geniales. Unas chicas de nuestra edad simpáticas, amables y muy divertidas.

Bruselas es la capital del país y ciudad más grande de Bélgica. Tiene una superficie de 32,61 km2 y acoge a unos 177.307 habitantes. La capital es también la principal sede administrativa de la unión Europea y la sede del gobierno y el Parlamento de Bélgica. En Bruselas se encuentra el Castillo de Laeken, residencia del Rey de Felipe de Bélgica y su familia.

Día 4: BRUSELAS


Bruselas es diferente a Gante y Brujas puesto que al ser la capital combina el estilo tradicionalista con la modernidad de los nuevos comercios y tiendas. Vamos, que Bruselas tiene la típica estética de ciudad europea. Es una ciudad mucho más grande y por tanto, consideramos que son necesarios 2 días para poder verla.

No dejes de ver la famosa Grand Place, tal vez ese podría ser el punto de partida para descubrir Bruselas. La plaza está rodeada por una arquitectura neoclásica, el ayuntamiento, el Palacio del Rey y muchos restaurantes, bares y pastelerías. Además, si viajas a Bruselas en Agosto podrás disfrutar del famoso tapiz de flores que instalan en esta plaza.

No muy lejos de allí encontraras el edificio de la Bolsa, la Iglesia de San Nicolás de estilo Gótico y la famosa estatuita del Manneken Pis, Es decir ese niño meón rodeado de turistas constantemente. En otros barrios a los que puedes acceder a pie, en autobús o metro encontrarás el Palacio Real y el Arco Central, la iglesia de Notre Dame du Sablon o el Palacio de Justicia.

A parte de todo este circuito turístico, te recomendamos que visites otros lugares que se salen del pack convencional. Muchas mañanas se instalan mercadillos y mercados de todo tipo (Libros, alimentación, flores…). Merece la pena verlos e incluso desayunar en estos puestos donde la fruta, el queso y el pan son muchísimo más económicos que en cualquier restaurante y además se trata de productos ecológicos de primera calidad. De igual modo, puedes sustituir la famosa cervecería Delirium Tremens (abarrotada de turistas), por otros establecimientos no conocidos donde el ambiente de la ciudad es mucho más auténtico y bohemio, lleno de estudiantes y gente joven (La cerveza es la misma).

Día 5: BRUSELAS – ZARAGOZA


Desde el aeropuerto de Bruselas nos despedimos de Bélgica, una país único y con mucho encanto. Seguro que volveremos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.