Tribu mursi Etiopia

¡Selam Etiopía!

(Hola Etiopía)

Mañana a la 1:00 de la madrugada estaremos en la Estación Delicias de Zaragoza para emprender un largo viaje de 32 horas. Y es que, nos espera un autobús y tres vuelos para llegar a nuestro deseado destino: Etiopía. No podemos ocultar nuestra emoción y respeto por la maravilla de país que nos espera.

¡Por cierto! Para los más despistados, recordad que hace una semana abrimos el SORTEO para ganar un regalo de Etiopía. Si aún no has participado ¡Estás a tiempo! PINCHA EN EL LINK

viaje a etiopía mapa

Cuando el jueves pasado desvelamos que nos íbamos a Etiopía much@s se echaron las manos a la cabeza. “Pero ¿qué se os ha perdido allí?”, “¿Y ese país es seguro?”, “¿No hay mucha pobreza?” “¿No pasan mucha hambre?” …

La respuesta a todas estas preguntas es: Sí. Etiopía es uno de los países con menor renta per cápita y con índices de desarrollo humano más bajos del planeta. Según un estudio del Programa mundial de Alimentos en 2014 Etiopía se registraba como uno de los tres países con mayor índice de hambruna en el mundo. Es por ello que al viajar a este tipo de países debemos hacerlo desde un modo concienciado, conociendo la realidad del lugar para fomentar el turismo responsable y sostenible.

Pero Etiopía no es solo pobreza; Etiopía también es rica en muchos aspectos. 

Para los más cautos (Padres, madres, familiares y amigos allegados), decir que los niveles de seguridad en el país son bastante buenos y el crimen violento se podría decir que es casi inexistente.

Además, el país presume, y con razón, de ser la región africana que posee el mayor número de monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es el único país en África, junto con Liberia, que no ha sido colonizado por ninguna potencia extranjera. Tiene un calendario y una lengua únicos, el Amárico. Es uno de los primeros países que se adhirió a la religión cristiana. Y para muchos, Etiopía es la cuna de la civilización. Aquí se hayan los restos de Lucy, el esqueleto humano más antiguo y famoso del mundo.

Norte y sur de Etiopía. Dos países en uno.

El norte de Etiopía es un paraíso para los amantes de la historia. Allí se encuentra la octava maravilla del mundo: Lalibela. Un conjunto de iglesias rupestres cavadas en las rocas. Otras ciudades históricas como Bahir Dar, Axúm o los castillos e iglesias de Gondar, son espacios, que, sin duda, te transportarán al pasado. Todo ello envuelto por uno de los paisajes más espectaculares del continente africano. Y es que, en el norte se ubica el Lago Tana o las increíbles Cataratas Tis Issat. Casi nada.

Pero sin duda, para los amantes de las culturas y razas, hay que visitar el sur Etíope. Es por ello, que, en este primer encuentro con el país, nos vamos a enfocar en visitar esta vertiente. Y es que la zona sureña del Valle del Omo alberga algunas de las tribus más remotas de la tierra. Tribus, que continúan viviendo y manteniendo costumbres milenarias casi intactas.

Entraremos en sus aldeas, visitaremos sus mercados e intentaremos pasar la noche con algunas de estas etnias. Leyéndolo así, somos conscientes de que suena todo muy trepidante e idílico. Pero…

Esta ruta del Sur es transitada desde hace años por muchos tipos de turistas y viajeros curiosos. Al igual que nosotros, quieren conocer estas tribus ancestrales. 

Podríamos abrir un debate que seguramente no tendría fin sobre si visitar estos asentamientos está perjudicando a estos grupos. Dado el flujo masivo de turistas en la zona, se está creando un modelo “comercial” que está deteriorando algunas de sus costumbres. El autóctono ve al turista como una maquina rápida de hacer dinero. Este dinero, en muchas ocasiones, se destina a la compra de armas y alcohol, en lugar de en sus cultivos y ganado. Muchos turistas visitan estas tribus únicamente con la intención de fotografiarlos dejando a un lado el interés por conocer su modo de vida.

Por este motivo y como buenos amantes por buscar siempre, allá donde vamos, la autenticidad de las culturas. Vamos a intentar acceder a tribus menos frecuentadas por el turista para intentar descubrir un poquito más sobre su vida y costumbres. Puede que efectivamente se haya perdido esa pureza, pero queremos comprobarlo con nuestros propios ojos.

Para conseguirlo hemos hablado con varios expertos de la zona que nos están asesorando. Alquilaremos un coche 4×4, necesario para transitar los interminables caminos de tierra, baches y barro que nos esperan. Y contaremos con la ayuda de un conductor profesional y conocedor de la zona.

Pero eso no es todo. Para una experiencia de esta índole, se necesita una equitación a la altura. Y…

¿Qué mejor manera que recorrer el sur de Etiopía con la ayuda de Panama Jack?

Queremos agradecer de todo corazón el gran detalle que nos ha hecho nuestra marca de calzado favorita. ¿Queréis verlo? ¡Os dejamos aquí abajo un vídeo con la sorpresa que nos hemos llevado hoy al abrir los paquetes:

Hemos leído mucho sobre la maravilla de país que es Etiopía. Sin embargo, sentimos una de las mayores incertidumbres jamás experimentadas con este viaje. Viajar hasta el cuerno de África, no es “moco de pavo”. Pero sin haber llegado, sabemos que volveremos con la mochila llena de aprendizajes y recuerdos. Aunque como siempre, lo que el viaje nos tiene planeado aun lo desconocemos, y esa será la verdadera aventura. 

10 días, 30.709 km…Etiopía ¡allá vamos!

11 pensamientos en “¡Selam Etiopía!”

  1. Mucha suerte en este viaje a un país tan fascinante del Cuerno de África. Vale la pena pasar algunas incomodidades para conocer algunas de las etnias más interesantes del mundo. Estoy seguro de que será un viaje inolvidable.

    Un abrazo,
    Ricardo Lafita.

    1. Ricardo, ¡Qué razón tenías! Ha sido increíble! Nuestro cuerpo ha vuelto pero parte de nosotros se ha quedado allí! Nos acordamos de ti y de lo que nos habías contado acerca de Etiopía. Sin duda volveremos. Esperamos verte pronto y poder comentar más a fondo! Y que nos cuentes tu!
      Un fuerte abrazo y gracias por escribirnos!

      1. Claro que volveréis, Etiopía es adictivo. Y la parte norte del país no tiene nada que ver con el sur, pero es super interesante también…

        Yo espero volver a conocer la parte Este (Danakil, Harar…) y de ahí cruzar a países menos usuales de la zona. De momento visitaré Eritrea a partir del 13 de Mayo.

        Un abrazo, majetes.

  2. Lo que comentáis en el post sobre las preguntas que os han hecho nos recuerda a esta frase 🙂
    “Todos los viajes tienen sus ventajas. Si el viajero visita países que están en mejores condiciones, él puede aprender cómo mejorar el propio. Y si la fortuna lo lleva hacia peores lugares, quizás aprenda a disfrutar de lo que tiene en casa”.
    ¡Que disfrutéis!

    1. Desde luego! Ha sido un viaje insuperable! No hemos podido volver más satisfechos de cada una de las experiencias! Habéis visto ya el primer vídeo sobre el viaje que hemos publicado en Facebook y en nuestro canal de Youtube?

Deja un comentario